Softacid: El ácido lignosulfónico - La tecnología Softacid

Softacid: El ácido lignosulfónico

El ácido lignosulfónico es un producto exclusivo en el mundo, siendo fabricado por la empresa noruega BORREGAARD, que tiene su patente. Este ácido, pH de 2,2-2,3, tiene la particularidad de tener en superficie radicales –COOH (como todos los ácidos orgánicos), pero también radicales –SO4-. Estos últimos van a crear cargas negativas alrededor de la molécula. Teniendo en cuenta que la mayoría de las superficies están cargadas positivamente (tendencia natural de cesión de electrones de la mayoría de los materiales), estas moléculas de ácido se van a adherir a las superficies mediante uniones no covalentes, con más facilidades que el resto de las moléculas de ácidos. De esta manera se reduce la agresión del resto de moléculas de ácidos a las superficies.

Gracias a la reducción del contacto de otros ácidos (ácido fórmico, ácido propiónico, etc) que pueden entrar a formar parte de un acidificante, se reducen notablemente los efectos negativos del resto de los ácidos orgánicos:

  • Reducción de la corrosión generada por los ácidos en un 95 %.
  • Reducción de la evaporación de los ácidos en un 70 % (por lo tanto reducimos notablemente el problema de los olores de los acidificantes, puesto que estos están asociados a la evaporación de los ácidos orgánicos).
Gracias a la reducción del contacto de otros ácidos (ácido  fórmico, ácido propiónico, etc) que pueden entrar a formar parte de un  acidificante, se reducen notablemente los efectos negativos del resto de los  ácidos orgánicos:

Dado que SOFTACID reduce notablemente los efectos de la corrosión, BORREGAARD ha realizado los test internacionales necesarios que permiten desclasificar legalmente todos los productos que contienen ácido lignosulfónico y pasarlos a clase IRRITANTE (todos los productos que contienen más de 5 % de ácido fórmico y/o más de 10 % de ácido propiónico, son corrosivos según las leyes internacionales, a excepción que se realicen los test de desclasificación con resultados positivos, como es el caso de todos los productos bajo tecnología Softacid).

Esta situación permite:

  • Transporte normal de los acidificantes, en lugar del transporte especial, como mercancía peligrosa.
  • Notable reducción del coste de la corrosión de las instalaciones.
  • Posible reducción de la cantidad de acidificante a dosificar o mayor persistencia del mismo en los alimentos o materias primas, gracias a la reducción de la evaporación.
  • En caso de un accidente con ácidos, si se lava la superficie afectada por el ácido después del contacto, no existirán quemaduras por los ácidos (se puede hacer incluso el test de introducir un dedo en un acidificante de nuestra gama Softacid sin peligro, a condición de lavarse después).

Contacta con nosotros en: (+34) 91 610 08 61 o info@higienizo.com